Retribución flexible en empresas

Regulación retribución flexible

En España existe la posibilidad de llevar a cabo la retribución flexible, un sistema que tiene interesantes ventajas.
Actualmente, la legislación que regula este tema se centra en dos leyes:

  • Por un lado, la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio
  • Por otro lado, el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero,


Se trata, en definitiva, de la Ley del IRPF y su Reglamento de desarrollo.
Así, la Ley del IRPF nos indica que son rentas en especie la utilización, consumo u obtención, para fines particulares, de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, aun cuando no supongan un gasto real para quien las conceda.

Ventajas retribución flexible

Como hemos dicho, implantar este sistema tiene algunas ventajas tanto para empresarios como para empleados.
El trabajador obtendrá una mayor flexibilidad y condiciones laborales, lo cual puede traducirse en una mayor motivación por su parte. De esta forma, se puede atraer y retener talento hacia la empresa. Por el lado de la empresa, esta no tiene que pagar ningún coste adicional, ya que se trataría de proporcionar una parte del salario del trabajador en otras opciones que no sean dinero en metálico: coches de empresa, tickets comedor, cheques de guardería, etc. De esta forma, no se disparan los gastos para la empresa. Por estos motivos, muchos departamentos de Recursos Humanos promueven la implantación de políticas empresariales de este tipo.
¿Desea hacernos alguna consulta? En ese caso, recuerde que siempre puede ponerse en contacto con nosotros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE