Cómo mejorar el bienestar y la salud en las empresas

Muchas organizaciones invierten en la salud de sus empleados adoptando prestaciones que también mejoran el bienestar de la organización. El objetivo final es mejorar el ambiente de trabajo, pero cuando ninguna iniciativa parece funcionar, ¿qué se puede hacer?

Hay muchas razones por las que nuestra inversión puede no funcionar. Pero antes de empezar con los aspectos negativos, veamos las ventajas de introducir beneficios en la empresa.

bienestar y la salud en las empresas

Beneficios del bienestar organizativo

Una mejor salud

Los trabajadores que gozan de buena salud son capaces de trabajar durante mucho tiempo y, por tanto, con el tiempo, adquieren conocimientos y habilidades que son estratégicos para el éxito de la empresa.

Atracción de talentos

Los beneficios destinados a mejorar la salud de los empleados pueden considerarse una palanca para atraer a los mejores talentos.

Mayor compromiso

El personal con altos niveles de compromiso puede ser un 22% más productivo que aquellos con bajos niveles de compromiso. Las organizaciones con personal altamente motivado registran menores tasas de absentismo, menor rotación de personal y menos accidentes laborales.

Mayor productividad

Tener empleados motivados significa tener personal que trabaje con más energía y que se ausente menos. El ejercicio aumenta la productividad, porque el ejercicio regular mejora la función cognitiva y refuerza el sistema inmunitario. En particular, el ejercicio estimula la liberación de sustancias químicas, como las endorfinas, que ayudan a estar de buen humor y a trabajar mejor.

Aumentar la moral

Las organizaciones que introducen beneficios para mejorar la salud y el bienestar del personal conseguirán empleados mucho más felices y motivados. Cuando la moral del personal mejora, también disminuyen los índices de absentismo.

¿Puede fracasar un programa de bienestar de los empleados?

Veamos las razones por las que un programa para mejorar el bienestar de los empleados puede fracasar.

Cultura de empresa

Si la cultura de su empresa no está orientada a la salud y el bienestar, sus esfuerzos pueden ser en vano. Los beneficios funcionan mejor cuando todo el personal participa y se implica activamente porque entiende su importancia.

Un programa de beneficios fracasará por completo cuando se introduzca en una empresa en la que se induzca al personal a tomar decisiones que perjudicarán su salud a largo plazo, como almorzar en su escritorio y quizás con alimentos comprados en máquinas expendedoras.

Conseguir que su personal se centre en su salud es el primer paso. Por lo tanto, es obligación de la empresa asegurarse de que las personas puedan cuidarse, mediante horarios de trabajo flexibles que permitan a los empleados hacer ejercicio en su pausa para comer, por ejemplo.

Estos cambios culturales deben ser impulsados por el liderazgo, por lo que son los líderes y los gerentes los que se asegurarán de que el bienestar del personal esté en el centro de las preocupaciones corporativas.

Comunicación de los beneficios

Si nadie conoce la existencia de un programa de beneficios, el compromiso del personal será muy bajo. Una mala comunicación de los beneficios de su empresa es una gran pérdida de recursos. Tener buenos beneficios y no comunicarlos a los empleados es lo mismo que no tenerlos.

Los beneficios ofrecidos no justifican los costes

Cada empleado tiene necesidades diferentes, según su edad o sus intereses. Por ejemplo, las personas mayores pueden estar interesadas en tener un plan de pensiones adecuado, mientras que los más jóvenes pueden querer hacer deporte a un coste reducido.

En muchas ocasiones, las prestaciones ofrecidas por los empresarios no resultan atractivas para el personal.

Para tener la certeza de que se acepta, hay que olvidarse del "enfoque de talla única" y, en su lugar, introducir prestaciones personalizadas, adaptadas a las características de los empleados. Sólo así podrá demostrar que ha comprendido las necesidades de las personas y que es capaz de motivarlas.

Los beneficios flexibles pueden aumentar la satisfacción de los empleados de todas las edades.

Algunas medidas para mejorar el bienestar de los empleados

Invertir con inteligencia

Es esencial centrarse en los objetivos. ¿Quiere reducir los índices de absentismo? ¿Quiere aumentar la productividad? En función de los resultados que quiera conseguir, es importante elegir qué beneficios introducir.

Hacer accesible el programa

Cuando la adhesión a una prestación es difícil, es decir, hay que realizar demasiados trámites o involucrar a demasiadas personas, el personal puede desanimarse. Es importante no dejar que utilicen la excusa de "no tengo tiempo".

Comunicar correctamente el beneficio

Asegure el éxito de su prestación comunicando adecuadamente a sus empleados el nuevo programa que ha introducido. Utilice todos los medios de comunicación posibles, no sólo el correo electrónico o la intranet de la empresa, sino que organice talleres o eventos en los que participe su personal en la medida de lo posible. También puede organizar concursos con el objetivo de mejorar la salud del personal.

Retribuciónflexible.org puede ayudarle con un programa de retribución flexible para mejorar la productividad de la empresa. Póngase en contacto con nuestro equipo y estaremos encantados de discutir cómo puede implementarlo en su empresa.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE