Cómo puede beneficiarme la retribución flexible

La retribución flexible es un sistema que permite al empleado distribuir su salario entre dinero propiamente dicho y una serie de beneficios. Este sistema se está implantando cada vez con más frecuencia en las empresas, por las diferentes ventajas que supone. Un ejemplo serían los tickets restaurante, los seguros médicos, coches de empresa, servicios de guardería, etc. Si quiere saber más, solo tiene que seguir leyendo.

Ventajas retribución flexible

Si el empleado dispone de más libertad para organizar su salario, estará más motivado y seguramente se sentirá más comprometido con la empresa. Esto puede suponer un incremento de la productividad en plantilla y, también, una mayor predisposición a permanecer en la empresa por tiempo indefinido. Esto también es un añadido para la propia empresa, ya que puede ver disminuida la rotación de su personal. En definitiva, un empleado feliz es un empleado productivo.
Queremos remarcar que la elección de este sistema de retribución supone también interesantes ventajas fiscales: hay determinados conceptos que quedan exentos del IRPF, por lo que acogerse a la retribución flexible no implica pagar más. Por otra parte, la empresa tampoco tiene que pagar más por ofrecer una parte del salario en especie (de hecho, algunos conceptos estarán exentos del Impuesto de Sociedades). Se trata de redistribuir la capacidad económica, pero sin vernos perjudicados por pagar más impuestos.

Dudas retribución flexible

Es normal que tenga dudas si va a implantar este sistema en su Compañía por primera vez. E incluso, aunque ya se encuentre establecido, puede necesitar asesoramiento sobre algún aspecto concreto. Esto no debe preocuparle, ya que nuestra empresa de España está aquí para ayudar a cualquier empresario o trabajador que tenga dudas sobre el tema. Si desea contactar con nosotros, puede llamar por teléfono o pedir cita a través de internet, y le responderemos tan pronto como sea posible.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE