Pago en especie

El pago en especie es una opción de retribución complementaria al salario que ofertan cada vez más empresas, debido a que aporta una serie de ventajas adicionales, tanto para empleados como para la empresa.

¿Qué es el pago en especie?


Pago en especie

El pago en especie es un servicio o bien a coste cero para el trabajador que la empresa ofrece como parte del pago por su trabajo.

Por tanto, en aquellas empresas que incluyan esta opción, encontraríamos un salario compuesto por un lado por una cantidad monetaria determinada, y por otro, por pagos en especie correspondientes a bienes o servicios. Debemos tener en cuenta, eso sí, que este tipo de pago no puede superar el 30% del valor del salario bruto anual.

En definitiva, el pago en especie es una compensación no económica que la empresa ofrece a sus trabajadores como complemento de su salario en metálico.

En el pago en especie entran servicios como los seguros de salud, los tickets restaurante, tickets guardería, el alquiler de una vivienda…

Pagar en especie conlleva una tributación menor para la empresa y el empleado, o, incluso, según el bien o servicio del que se trate, una exención total de la misma. Por ello, el pago en especie se ha convertido en una muy interesante alternativa para muchas empresas y sus trabajadores, por lo que es una fórmula de ahorro en gastos a la que se recurre cada vez más.

Cada vez más empresas adoptan el modelo de retribución flexible en el que ofrecen al trabajador diferentes opciones de pago, pudiendo elegir, según sus necesidades y preferencias, si quieren recibir el pago en especie de alguno de los servicios ofertados por la empresa, o, por el contrario, el salario íntegro en dinero.

La retribución flexible les permite de esta forma elegir un salario que podríamos denominar “a la carta”.

Formas de pago en especie


Formas de Pago en especie

Existen muchos tipos de bienes y servicios que pueden considerarse como pago en especie. Estos son algunos ejemplos:

Uso y disfrute de una vivienda a coste cero.

Habitualmente se trata de viviendas en propiedad de la empresa o bien en alquiler, asumido por esta. En la misma línea, encontraríamos el vehículo de empresa.

Tickets restaurante

Las tarjetas restaurante son cheques con un valor monetario fijo diario que permiten que el trabajador pueda comer en un gran número de restaurantes que aceptan esta forma de pago, sin ningún coste para él.

Guardería

En este caso, la empresa incluye el coste total de la guardería de los hijos del empleado dentro de su salario bruto anual. Se trata de un servicio que está exento por completo de tributación en el IRPF, lo cuál supone un ahorro considerable para el beneficiario.

Guardería

Seguros de salud

La empresa se encarga del pago de un seguro de salud privado del que se beneficia el propio empleado, y, en muchas ocasiones, su cónyuge e hijos a su cargo. El seguro de salud contratado a través de la empresa es mucho más económico para el empleado y, a su vez, supone un ahorro por la empresa que lo proporcione.

Transporte

Las empresas pueden destinar una cantidad mensual para el pago en especie en concepto de transporte del empleado. Este pago puede realizarse o bien sobre un kilometraje determinado o bien abonando el pago de otros medios de transporte público como tren, autobús, metro etc.

Formación

Gracias a este tipo de pago en especie, el empleado puede beneficiarse de cursos de formación que le permitan especializarse y aumentar sus capacitaciones laborales. La empresa se encargará de la financiación de dicho curso, resultando así mucho más económico para el empleado.

Formación

Además de los ya mencionados, existen otro tipo de servicios o bienes que pueden incluirse como parte del salario en especie, como el uso de un vehículo, contribuciones a planes de pensiones e, incluso, en las de más reciente creación, participaciones o acciones de la propia empresa.

Cada empresa decidirá qué servicios y bienes quiere proporcionar como parte de su plan de retribución en especie y será el empleado quién elija.

Ventajas del salario en especie

Ventajas fiscales

El pago en especie supone, en primer lugar, un ahorro económico, tanto para la empresa, como para el empleado, ya que el tipo de servicios o bienes objeto de este pago tributan de diferente forma, siempre con un tipo inferior, o incluso, estarán exentos de dicha tributación.

Ahorro económico

Además, el precio de muchos servicios es inferior al precio por el que lo conseguiría el empleado, debido a que existen descuentos para empresas según el volumen de servicios que contraten.

Motivación

Por otro lado, se ha demostrado que el pago en especie supone un elemento motivador más dentro de las contraprestaciones que ofrece la empresa, y contar con esta opción es valorado muy positivamente por los empleados.

En definitiva, gracias al salario en especie, todas las partes ganan. Las empresas pueden confeccionar un plan de retribución flexible que resulte más interesante para sus empleados y del que se puedan beneficiar económicamente. A su vez, la propia empresa también disfrutará de un ahorro económico y una plantilla más motivada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE