Pago en especie: exenciones tributarias

Qué es el pago en especie

La retribución en especie consiste en abonar una parte del salario en otras formas que no son dinero en metálico. Un ejemplo bastante habitual, es que las empresas decidan proporcionar una vivienda, coche de empresa, bonos para la comida o el transporte, etc.
Esta situación está regulada por nuestra legislación, por lo que tiene ciertos límites y también incide posteriormente en nuestra Declaración de la Renta. Por eso, conviene estar informado del tema y, en caso de duda, acudir a un profesional para que estudie nuestro caso y nos ayude.

Cómo tributa el pago en especie

La tributación de los pagos en metálico y de las retribuciones en especie no son iguales en España. Por un lado, a estas retribuciones en especie se les atribuye un valor; por otro lado, también hay que tener en cuenta que algunas se encuentran exentas. Según la Ley del IRPF (artículo 42), son exenciones del pago en especie las siguientes situaciones:

  • Las entregas a empleados de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de carácter social. Tendrán la consideración de entrega de productos a precios rebajados que se realicen en comedores de empresa las fórmulas indirectas de prestación del servicio cuya cuantía no supere la cantidad que reglamentariamente se determine.
  • La utilización de los bienes destinados a los servicios sociales y culturales del personal empleado. Tendrán esta consideración, entre otros, los espacios y locales, debidamente homologados por la Administración pública competente, destinados por las empresas o empleadores a prestar el servicio de primer ciclo de educación infantil a los hijos de sus trabajadores, así como la contratación, directa o indirectamente, de este servicio con terceros debidamente autorizados, en los términos que reglamentariamente se establezcan.
  • Las primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad, cuando se cumplan los siguientes requisitos y límites:1.º Que la cobertura de enfermedad alcance al propio trabajador, pudiendo también alcanzar a su cónyuge y descendientes.2.º Que las primas o cuotas satisfechas no excedan de 500 euros anuales por cada una de las personas señaladas en el párrafo anterior o de 1.500 euros para cada una de ellas con discapacidad. El exceso sobre dicha cuantía constituirá retribución en especie.
  • La prestación del servicio de educación preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional por centros educativos autorizados, a los hijos de sus empleados, con carácter gratuito o por precio inferior al normal de mercado.
  • Las cantidades satisfechas a las entidades encargadas de prestar el servicio público de transporte colectivo de viajeros con la finalidad de favorecer el desplazamiento de los empleados entre su lugar de residencia y el centro de trabajo, con el límite de 1.500 euros anuales para cada trabajador. También tendrán la consideración de cantidades satisfechas a las entidades encargadas de prestar el citado servicio público, las fórmulas indirectas de pago que cumplan las condiciones que se establezcan reglamentariamente.
  • En los términos que reglamentariamente se establezcan, la entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales, siempre que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.


Esperamos que esta información le haya sido de utilidad. Si desea saber más, le animamos a seguir visitando nuestra web para más detalles.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE