SEGUROS DE SALUD SIN COPAGOS

Los seguros de salud privados ofrecen una cobertura extra sanitaria a todos los beneficiarios. Gracias a ellos es posible reducir las listas de espera para la atención en muchas especialidades o para la realización de pruebas.

Por ello, los seguros de salud se han convertido en una opción cada vez más interesante para más personas.


Seguros de salud sin copagos

Además, la adopción de planes de retribución flexible por parte de cada vez un mayor número de empresas, ha contribuido significativamente a la generalización de este tipo de seguros.

Esta popularización se ha traducido en una cada vez mayor oferta de seguros de salud, por lo que, cuando emprendamos la búsqueda del seguro de salud más conveniente para nosotros, veremos que existen muchos tipos diferente de seguros, cada uno con unas características concretas.

Si tuviéramos que clasificar los seguros de salud por tipos, uno de los más habituales sería el de los seguros de salud sin copagos y los seguros de salud con copagos.

Pero ¿Que son los copagos?

El copago es un pago que el beneficiario del seguro de salud realiza cada vez que utilice uno de los servicios médicos de este seguro.

La cantidad a desembolsar en concepto de copago es variable, y dependerá de las condiciones específicas del seguro contratado.

Como es lógico, aquellos seguros de salud con copago resultan más económicos, ya que, a la prima que se paga periódicamente, deberemos sumar los importes que tengamos que pagar cada vez que hagamos uso del cuadro médico.

Esta fórmula, puede ser interesante para aquellas personas que no necesitan hacer un uso intensivo de servicios médicos.

Cada compañía de seguros establece sus propias condiciones para sus seguros de salud. Es habitual que, para dar más opciones a los usuarios, ofrezcan varios tipos de seguros, desde los que ofrecen cobertura sin copagos, hasta los que ofrecen cobertura con diferentes copagos. En función de la selección que se haga la prima a pagar será mayor o menor.

También debemos tener en cuenta que, dentro de la misma póliza, no tendrán la misma valoración todos los servicios, a la hora de hacer un copago. Por ejemplo, es posible que haya diferencias según la especialidad médica a la que acudamos, o entre pruebas de diagnóstico o por ejemplo sesiones de fisioterapia y rehabilitación.

Cada una de ellas puede tener una valoración económica distinta, algo que deberá aparecer en las condiciones de contratación de la póliza de salud.

En resumen, el seguro médico con copago implica el pago de una prima fija, variable en función de las coberturas y la cantidad de copago a pagar por cada servicio médico.

Ventajas de contratar seguros de salud sin copagos

La elección de un seguro con o sin copago, dependerá de las circunstancias y necesidades de cada persona, por lo que es importante conocer las ventajas e inconvenientes de cada uno.

Las ventajas de los seguros de salud sin copagos, por ejemplo, son varias:

  • Para aquellas personas que necesitan acudir con cierta regularidad a los servicios médicos, el seguro sin copago les supondrá un ahorro económico, ya que, aunque la prima total del seguro sea más elevada, no deberán pagar un extra por cada vez que acudan a una visita médica, o deban realizar alguna prueba o tratamiento médico incluido en su cobertura.
  • Los seguros con copago pueden ejercer en algunas personas un efecto no deseable y es que, si están obligadas a pagar una cantidad de dinero cada vez que acudan al médico, pueden reprimirse de acudir, aún cuando sea necesario. Con los seguros de salud sin copago, se olvidan de preocuparse de tener que pagar de más y podrán hacer uso de los servicios médicos siempre que lo necesiten.
  • Ahorro en gastos imprevistos. Aunque el seguro con copago puede resultar interesante para aquellas personas que hagan poco uso de los servicios médicos, siempre puede producirse algún imprevisto que obligue a que se tenga que hacer un uso intensivo de los mismos, por ejemplo, si se produce una lesión o se establece un tratamiento médico a medio o largo plazo, lo que, sin duda, dispararía el gasto. En el caso de los seguros médicos sin copago, no deberemos preocuparnos por dichos imprevistos, ya que todo estará incluido dentro de nuestra cobertura.

En general, una póliza de salud sin copago nos aportará más tranquilidad para nosotros y para todos nuestros seres queridos que estén cubiertos, ya que, suceda lo que suceda, el importe a pagar siempre será fijo, y tendremos el máximo nivel de protección que nos ofrezca nuestro seguro.

Los seguros sanitarios son una de las opciones más atractivas para los empleados dentro de un plan de retribución flexible. En este, la empresa podrá elegir entre qué tipo de seguro sanitario puede ofertar entre sus trabajadores. El seguro de salud sin copagos es una de las opciones más interesantes que puede ofrecer.

No dude en consultar con nuestros especialistas en planes de retribución flexible sobre todas las opciones a su alcance.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE